EFECTOS DE LA MÚSICA DE MOZART

Siempre se ha escuchado sobre Mozart y su música en cuanto al uso que se le da para causar efectos en los neonatos, pero aquí trataremos el tema un poco más allá de ello.

¿Qué es el efecto Mozart?

Según estudios especializados se conoce como efecto Mozart a la hipótesis que propone que el escuchar música de este gran compositor austriaco de música clásica, aumenta la inteligencia y posee beneficios cognitivos en los seres humanos, tanto de los niños como de los adultos.

Se le atribuyen propiedades terapéuticas para aumentar la capacidad intelectual.

Beneficios de la Música Mozart

Los efectos más relevantes se relacionan con la salud emocional, ya que tiene que ver con la reducción del estrés y mejora el estado de ánimo, tanto consciente como inconsciente.

Recientemente se han hecho investigaciones que la música o el fenómeno Mozart reduce los síntomas de trastornos mentales como la depresión, la demencia o la esquizofrenia, así como el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares.

Entre sus beneficios más destacados tenemos:

  1. Ayuda a mejorar el aprendizaje: el escuchar su música mejora las habilidades de aprendizaje de los estudiantes, debido a que se activa el razonamiento abstracto
  2. Mejora el racionamiento espacio-tiempo y la memoria a corto plazo
  3. Combate el insomnio: escuchar música clásica antes de ir a dormir logra un sueño más largo y profundo.
  4. Mejora los niveles de presión arterial y disminuye la ansiedad
  5. Ayuda a obtener una mayor inspiración y desarrollo de la creatividad
  6. Refuerza la lógica matemática.

Función del Efecto Mozart en el Cerebro

Recientes estudios han demostrado que la música de Mozart estimula distintas zonas del cerebro responsable de la memoria, el control motor, la sincronización y el lenguaje.

En la ciudad de Montreal el neurocientífico Anne Blood efectuó un estudio sobre la activación de diferentes partes del cerebro que dependían de la música.

El neurobiólogo Mark Jude Tramo de la Universidad de Harvard afirma que “Sin duda, hay una biología de la música. No cabe duda de que existe la especialización en el cerebro humano para el procesamiento de la música”.

Se conseja sobre la base de la investigación que la música de Mozart permite conseguir los mejores resultados en la educación, la salud y la inventiva.

Efecto Mozart en el Embarazo

Todos sabemos que cuando la mujer está en estado de gestación, es muy vulnerable provocado por los cambios y el estrés, que generan cansancio excesivo, insomnio, palpitaciones, ansiedad y aumento de la presión arterial.

Es por eso que estudios científicos demostraron que la música compuesta por Wolfgang Amadeus Mozart son las que producen efectos positivos en los bebes desde que está en el vientre proporcionándoles mayor desarrollo intelectual y creativo.

El efecto Mozart reduce el estrés de manera agradable, debido a que se modifica la estructura del cerebro en el desarrollo del bebe que está en gestación.

Lo que aumenta el coeficiente intelectual en los niños.

Así mismo, quedó demostrado que las notas musicales favorecen la interacción social y estimula el desarrollo del lenguaje, mejorando las habilidades motrices de los niños.

Propiedades Curativas al escuchar a Mozart

Siempre se ha escuchado que oír música es medicinal.

Muchos estudios científicos sugieren que la música tiene un poder curativo y entre sus bondades se detectaron beneficios en áreas médicas como inmunidad, control de estrés y afiliación social.

En el instituto de Neurología de Londres determinaron que el efecto Mozart terminó asociado con un aparente aumento en ciertas habilidades cognitivas, producto de escuchar las composiciones de Mozart.

Entre sus propiedades dadas a conocer se tienen:

  1. Epilepsia: un estudio realizado (Universidad de Illinois) a un grupo de pacientes entre 23 y 29 personas que padecen de la enfermedad reportaron una disminución significativa de la actividad cerebral que predecía a los ataques epilépticos.
  2. Vista: estudios realizados en Sao Paulo sugieren que escuchar por 10 minutos la Sonata para dos pianos permitía a los pacientes de glaucoma registrar mejor visión.
  3. Estrés: en la universidad de Nueva York detectaron indicios que la música Mozart puede ser un relajante efectivo, incluyendo a los recién nacidos.

Se puede determinar que la música y especialmente la que conocemos como el efecto Mozart confirma que el arte del sonido nos comparte beneficios medicinales.