energy efficiency 5973716 960 720

Eficiencia energética en la reforma del hogar

Las reformas de la casa son fundamentales para lograr una mayor eficiencia energética.

Debido al ahorro y la reducción de las emisiones contaminantes, más personas están dispuestas a lograr una mayor eficiencia energética todos los días. Pero la remodelación del hogar es necesaria. Por eso, en este artículo, reflejaremos los puntos principales de las reformas para lograr este objetivo.

Es innegable que nuestra atención a la eficiencia energética aumenta día a día. Sabemos que el impacto en la factura energética es importante, pero el impacto en el medio ambiente también es relevante. Además, lograr una mayor comodidad con menos gasto, dinero y energía se está convirtiendo en el objetivo de las comunidades y familias.

Desde el año  2020, el consumo energético de todos los edificios debe ser casi nulo. Sin embargo, las normativas de construcción anteriores a 2007 no daban alta prioridad a los niveles de eficiencia energética. Esto ha dado lugar a que una gran parte del parque inmobiliario español sea extremadamente ineficiente en términos de gasto y ahorro energético. Y hay suficientes informes para solucionar este problema. 

Actualmente existen certificados energéticos que clasifican el consumo energético de los hogares. Se han establecido 7 niveles, partiendo de «A», correspondientes al atributo cuyo consumo energético es 0. La última «G» es el nivel que representa el mayor consumo de energía en el domicilio.

A día de hoy, casi el 46% de los certificados están calificados como «E» y el 25% no pasa el nivel «G». Por lo cual, el límite para optimizar la eficiencia es muy grande.

Mejorar la eficiencia energética gracias a las reformas del hogar

Para mejorar esta eficiencia, las reformas integrales en construcción han sido las más exitosas. Los importantes son los siguientes:

  • Reemplazo de la caldera (la biomasa es la más recomendada).
  • Instale bombas de calor geotérmicas o paneles solares.

Todo el mundo participa en esta importantísima acción. Su desventaja es que no siempre es posible llegar a un acuerdo con la comunidad de propietarios. Por lo tanto, las reformas generalmente se enfocan en cómo cada propietario puede mejorar su propiedad individualmente.

«El aislamiento es la base de la eficiencia. Debido al mal aislamiento de ventanas, pisos, paredes y techos, se pierde el 65% de la energía en el hogar».

Sugerencias básicas

  • Aislamiento de ventanas

Una de las intervenciones más habituales para mejorar el aislamiento de una casa es sustituir ventanas para instalar ventanas más eficientes. Por ello, se busca un mayor aislamiento de las ventanas con doble o triple acristalamiento, rotura de puente térmico y gas inerte entre distintas estancias. El grado de eficiencia de una ventana se indica mediante el sello de eficiencia energética (EEV) de la ventana.

Si nada de esto es posible, al menos asegúrese de que no entre aire a través de los espacios (una opción es sellar el interior del marco con burletes).

  • Suelos, paredes y techos con aislamiento térmico

Para optimizar el aislamiento del suelo, se aconseja utilizar suelos de madera maciza. Tienen un mayor grado de aislamiento y al mismo tiempo aportan calidez a la vivienda. Además, se puede colocar debajo una base aislante reflectante con una conductividad térmica extremadamente baja.

Para paredes y techos, donde no es posible la intervención desde el exterior, una buena solución es utilizar pintura térmica compuesta por elementos cerámicos. Esto consigue una optimización del aislamiento de hasta un 25%.

  • Rehabilitación de electrodomésticos y aparatos eléctricos

El siguiente enfoque de nuestra intervención para mejorar la eficiencia energética es actualizar los electrodomésticos y equipos que consumen más electricidad. Se recomienda sustituirlos por otros de bajo consumo, tal y como indica la etiqueta de eficiencia energética que se debe utilizar en el momento de la venta.

También hay 7 niveles de «A +++» a «D» El consumo del primer nivel es un 25% menor que el de «D». Se ve afectado principalmente en el caso de electrodomésticos con mayor consumo energético. Este es el caso de los frigoríficos, que suponen casi un tercio del consumo de electrodomésticos.

Al mismo tiempo, en comparación con las bombillas halógenas, el uso de iluminación con bombilla de tecnología LED puede ahorrar hasta un 90% del costo.

Opciones de calefacción

Finalmente, se compromete a mejorar el sistema de calefacción del hogar. Existen alternativas más eficientes, como la calefacción por suelo radiante, de bajo consumo. Además, utilice la automatización del hogar con termostatos inteligentes para proporcionar automatización y eficiencia energética programable. Estos pueden ahorrar hasta un 30% de los costos de calefacción.

Algunas otras sugerencias

Algunos de los trucos que podemos destacar para conseguir una mayor eficiencia energética en el hogar, es encontrar una temperatura saludable en la casa, aproximadamente 25 grados en verano y 20 grados en invierno; no utilice calentadores eléctricos o radiadores de gas para secar la ropa; utilizando bombillas LED, aunque son más caras, tienen una vida útil de 30 veces y economiza un 80% de electricidad, la sustitución de la caldera por una de condensación o de baja temperatura puede reducir el consumo de energía hasta en un 25%. 

Instale un limitador de flujo en el grifo: si no desea reemplazar un grifo más eficiente, puede instalar un limitador de flujo. Con este gesto, se puede aminorar el consumo de agua hasta en un 50%.

Finalmente, ajusta tus facturas de luz y gas según tus necesidades de consumo, y encuentra la compañía de luz más barata y así como el gas, en estos casos el comparador neutral es de gran ayuda para nuestro bolsillo.

Carrito de compra