Tanto el Walkman como el Cassette fueron en su momento artilugios que destellaban tecnología y estilo. Ahora son parte de la moda retro y volvieron para fascinarnos nuevamente con sus características  impresionantes. Sin embargo es válido hacerse un par de preguntas: ¿Será por un período largo de tiempo? O ¿Volverán rápidamente a la estantería de los recuerdos?

Moda Retro

Antes de hablar acerca del resurgimiento del Walkman y del Cassette, vamos a comentar algo sobre el origen de ésta llamada “Moda Retro”, la cual incluye éstas y otras imágenes de nuestro pasado.

La palabra “retro” se ha venido usando desde la década de 1960; el término retro se ha usado desde la década de 1960 para describir dos aspectos importantes.

En parte, los nuevos artefactos que conscientemente rememoran algunos modos, motivos, técnicas o materiales comunes en la manufactura de algún período del pasado.

Además, son muchas las personas que utilizan éste término para categorizar estilos que fueron creados en el pasado.

Entonces, lo que conocemos como “moda retro” es la movida popular en la que aparecen cosas nuevas que muestran características del pasado.

En el específico caso que comentamos en este artículo, tenemos que tanto el Walkman como los cassettes son objetos que se inventaron hace algunas décadas y podrían considerarse formas de tecnología obsoleta.

Sin embargo, por algunos motivos marcaron la vida de gran cantidad de personas por lo que se les rememora con nostalgia y alegría.

Tales sentimientos hacen que estos dispositivos merezcan ser recordados y expuestos a la luz de la opinión pública nuevamente, y  son muchas las formas posibles de rememorar éstos objetos antiguos.

Podríamos encontrar desde franelas o camisetas con imágenes de Walkman o cassettes hasta reapariciones maravilla de éstos equipos, aunque siempre respetando algunos diseños y funciones originales.

El Walkman

El Walkman, fabricado por la empresa Sony, fue un reproductor de audio portátil lanzado al mercado por esta compañía japonesa en el año de 1979.

El primer modelo fue el TPS-L2 y se hicieron posteriormente varias revisiones, obteniéndose modelos cada vez más completos y sofisticados de los que la empresa Sony vendió millones de unidades.

Una curiosidad es que para el momento de su creación, en 1979, pocas personas podían permitirse la adquisición de uno de éstos Walkman debido a su alto costo; y es que no era para menos ya que permitía escuchar audio de gran calidad a través de auriculares estéreos, similares a los de un equipo casero pero sin ser tan voluminoso.

El Walkman rápidamente se difundió por todo el mundo y cambió de forma drástica la manera de escuchar música y le dio el primer golpe al disco de vinilo, ya que su fuente de audio era el cassette, más fácil de reproducir y más barato.

El Walkman es todo un símbolo de la década de 1980 y marcó la infancia y juventud de muchas personas, les acompañó y con él, se crearon muchos recuerdos. Por eso es que se ha tomado como objeto simbólico en la moda retro y Sony lo ha traído de vuelta.

Versión Digital del Walkman

El Walkman dejó de fabricarse en el año de 2010, pero en 2019 Sony traerá una edición conmemorativa del 40 aniversario de éste icónico elemento de la cultura pop.

Se trata de un Walkman en versión digital llamado Walkman NW-ZX507. Un nuevo diseño que imita el aspecto retro del clásico reproductor de cassettes de cinta magnética pero al mismo tiempo, el asombroso dispositivo posee pantalla táctil de 3,6 pulgadas y utiliza el sistema operativo Android, lo que permite al usuario escuchar y descargar música a través de Wi-Fi y Bluetooth. En lo que a la batería respecta, éste dispositivo tendrá hasta 26 horas de total autonomía.

Te lo presentamos en vídeo:

El Cassette

Se trata de un método de grabación de audio de bajo costo y sencillo funcionamiento que nació a finales de la década de 1960 ante la necesidad de grabar y transportar música en un formato más práctico y económico que los previamente existentes, especialmente el magnetófono.

Consta de una carcasa plástica, con un mecanismo de dos carretes de cinta magnética que se mueve a unos 4,7 cm por segundo y tiene dos caras, A y B. Representa un emblema de la industria musical de la década de los 80 y 90 pero su momento de estrellato comercial fue a partir de 1979 con la aparición de otro grande de la industria musical retro, el Walkman de Sony.

La moda retro ha traído de vuelta al cassette para una segunda oportunidad de éxito; su primera oportunidad concluyó al ser reemplazado por los CD’s y posteriormente, por la música digital (al igual que reemplazó a los demás formatos de música analógica).

¿Por qué vuelve el Cassette?

Lou Ottens, uno de los pioneros en la creación del cassette dice que la razón más importante para que el cassette esté mostrando un alza de las ventas tanto en América, (que alcanza hasta 35% en Estados Unidos) como en otros continentes es que las personas, llevadas por la nostalgia, prefieren una peor calidad de sonido.

Cassette: A documentary mixtape

El acontecimiento retro de la vuelta del cassette ha traído consigo incluso una película llamada “Cassette: A documentary Mixtape”.

En ésta película se resalta el “mágico” momento cuando con sólo dos botones, grabar y reproducir, podías guardar para siempre esa excelente canción de tu artista favorito o podías también dedicar una canción romántica a tu pareja y hacerlo de una forma especial, dejando una nota en el papel de la cajita donde venía el cassette.

Dicen entonces en la película que el cassette ayudó a independizar la grabación de música en las décadas de los ‘70 y los ’80, cuando no todos podían permitirse asistir a un estudio de grabación y comprar vinilos.

Con la grabadora portátil muchos artistas independientes pudieron grabar sus primeros éxitos sin necesidad de recurrir a esas costosas instalaciones de un estudio de grabación; así nacieron muchos grupos y solistas de la época tanto en EE.UU como en Europa, especialmente beneficiadas se vieron las bandas de rock y punk.