image of engineering objects on workplace top view construction concept engineering tools vintage tone retro filter effect soft focus selective focus

Las casas construidas con una impresora 3D en España

image of engineering objects on workplace top view construction concept engineering tools vintage tone retro filter effect soft focus selective focus
Image of engineering objects on workplace top view.Construction concept. Engineering tools.Vintage tone retro filter effect,soft focus(selective focus)

Expertos de la comunicación, destacan la startup valenciana Be More 3D, que  presentó la primera vivienda construida en España con impresora 3D, una vivienda de 24 metros cuadrados construida como modelo piloto con la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV).

Según Vicente Ramírez, CEO de Be More 3D, la tercera casa más grande del mundo se construyó con una impresora de hormigón de 7 metros de ancho y 5 metros de alto, la primera impresora 3D patentada en España.

Esta tecnología ha crecido exponencialmente desde 2003, en un principio era demasiado cara y con el tiempo el coste se ha vuelto más económico y accesible para la población (hay algunas a la venta desde 100 euros). El proceso de impresión 3D actual se llamó originalmente estereolitografía. Consiste en la unión de moléculas mediante el uso de luz láser ultravioleta, que crea formas sólidas a partir de un fotopolímero líquido.

Modelo mucho más versátil

El sector de la comunicación anunció este tipo de impresora 3D, más modular y versátil, es lo que hace que esta casa sea revolucionaria.

Esta nueva impresora era más fácil de transportar y montar, lo que hizo posible imprimir la casa en el mismo lugar donde se iba a construir.

A diferencia de otras máquinas de este tipo, que construyen los muros en un solo lugar, pero luego tienen que transportarlos hasta la propiedad sobre la que se va a construir la propiedad.

Reducción de desperdicios

Este nuevo modelo de construcción, a su vez, minimiza los residuos de construcción y ofrece un modelo más respetuoso con el medio ambiente. Además, los costes de producción podrían reducirse en alrededor de un 35%.

Gracias a este nuevo modelo, hay menos riesgos laborales, pero sigue siendo necesario contratar profesionales de la fontanería, electricistas, entre otros.

Las casas hechas con impresoras 3D no están exentas de puntos de conexión eléctrica. La instalación de cableado eléctrico es necesaria y se realiza de la misma forma que en las casas tradicionales. Para utilizar este servicio, debe comunicarse con el distribuidor de energía.

Las casas construidas con impresoras 3D son mucho más fáciles de bioclimatar, ya que muchas emisiones se han reducido durante la fabricación de materiales convencionales y durante el transporte al sitio de construcción de la casa.

Para ser muy bioclimático debe contener los siguientes elementos:

Buena orientación

Ventilación cruzada

 Aislamiento de toda la envolvente de la casa.

Protección solar en verano

Ahorrando agua

Agua caliente con energía solar térmica

 Iluminación eficiente

 Fotovoltaica para autoconsumo de electricidad

 Murales para reflejar o capturar el calor del sol, según la zona geográfica

Uso de agua de lluvia

Las casas bioclimáticas construidas con impresión 3D tienen una serie de ventajas: entre ellas, es que las instalaciones de luz, por ejemplo, la obtención del boletín eléctrico, se puede realizar del mismo modo que una casa de construcción tradicional. Además,  de que las 3-7 toneladas de desechos y emisiones de los vehículos de construcción al construir casas estándar podrían reducir significativamente el impacto ambiental de los contornos de mecanizado. 

Carrito de compra